Bespoke

BESPOKE

bespoke drapers

Es nuestro servicio más exclusivo, todo comienza con una primera toma de contacto con el cliente, en el que se le asesorará acerca de los tejidos, botones, forros etc., para posteriormente proceder a tomar las medidas  al cliente, para ello, se usan unas reglas de proporciones partiendo de estas medidas y configurando para cada cliente en exclusividad,  una pieza única.

Una vez cortado el traje por el sastre, se procede a la realización de la primera prueba, en ella lo que se hace es aplomar los delanteros de la chaqueta y adaptarla al cuerpo del cliente, para posteriormente seguir afinando la prenda para una segunda prueba, donde veremos si es necesario realizar alguna rectificación más para proceder a terminar de montar lo que será una pieza totalmente exclusiva.

Durante todo este transcurso, que lleva un mínimo de 50 horas, todos los pasos han sido realizados a mano, exceptuando las 11 costuras lineales que posee la chaqueta. Un proceso artesano  con más de 200 años de historia